Ribadesella una Villa marinera de excelencia turística.

Situada en pleno centro de la Costa Oriental de Asturias, está contorneada al Norte por el mar Cantábrico y dividida en dos por el río Sella. Al este limita con el concejo de Llanes, al sur con los concejos de Cangas de Onís y Parres y al oeste con Caravia y Villaviciosa. Su privilegiada situación permite estar por la mañana en los Picos de Europa y por la tarde tomar el sol en sus playas. Donde sobre todo destaca la  playa de Santa Marina. Actualmente se encuentra entre los 10 municipios de España más visitados turísticamente. Su exhuberante naturaleza, su paisaje y la belleza de la propia Villa son parte de este éxito. Reconocida como la joya del Cantábrico por la panorámica que forman la ría del Sella en su unión con el mar Cantábrico. Detrás también está el trabajo conseguido por sus gentes, empresarios y administraciones en los últimos años con la mejora de sus servicios, la calidad de sus alojamientos, y el trato amable y respetuoso de sus gentes. Cabe destacar el gran aumento de la oferta de casas rurales en los últimos años: Una cuidada oferta abierta todo el año para disfrutar de esta joya del Cantábrico.

Dice un viejo refrán que lo que está a la vista no necesita candil. Por todo ello, desde los tiempos prehistóricos, hasta el momento actual, Ribadesella siempre gozó de ese especial privilegio que la naturaleza le brinda. Por ello puede considerarse como “La guinda de la belleza Asturiana”.

El paso del tiempo es el más sabio consejo para conocer y vivir los secretos de tu pueblo, vivirlo es amarlo, sentirlo,preocuparse por su destino. Un pueblo no debe tener edades para ser amado.

Río y mar se funde en un abrazo de aguas dulces y saladas. Si sobre ellas hiciéramos flotar su historia veríamos tu floreciente pasado. Tengo contigo pueblo mío, diferentes épocas a recordar de múltiples alegrías. A cualquier edad que te recuerde fuiste floreciente. Te sienta a la perfección la elegancia que te adorna, todos los colores, los azules y grises, suaves o intensos o ese ocre que visten tus arboles en tu paisaje de Otoño.

Sabido es mi Ribadesella querida que desprendes calidad por todos tus poros. Por todo ello, me llena de felicidad y orgullo compartir contigo naturaleza y sentimientos.